3 razones por las cuales NO logras bajar de peso ⛔

3 razones por las cuales NO logras bajar de peso

Hace unos días recibí un correo de Sandra, fiel lectora de mi boletín de noticias y me contaba lo siguiente:

Hola, como estas? Primero quiero agradecerte por todos esos correos que me mandas, en realidad son bastante inspiradores y muy buenos. Te cuento mi situación: Soy una mujer de 36 años, tengo unos 15 kilos de sobre peso y a pesar de que lo intento no logro bajar de peso. Como saludablemente, hago ejercicio pero siento que estoy estancada!! Y esto me trae muchos problemas de autoestima en mi casa y en el trabajo y quiero cambiar, en serio que quiero. Me podrías ayudar? te lo agradecería en el ama. Saludos desde México.

El caso de Sandra es algo que veo todas las semanas. Mujeres y hombres que dicen hacer todo lo posible por bajar de peso pero aun asi no lo consiguen.

¿Tu crees que alguien que dice comer saludable y hacer ejercicio semanalmente sea posible que no logre bajar de peso?

Puede que pase, pero lo dudo mucho.

Muchas veces creemos estar haciendo todo lo correcto por lograr nuestras metas, pero nos desviamos conforme pasa el tiempo, vamos haciendo cambios a nuestros hábitos, y lo que en un principio sí fue algo saludable, termina siendo medio saludable o nada saludable del todo.

Hay mil y un razones por las cuales no logras bajar de peso, pero hoy quiero compartirte 3 en las que posiblemente tú estás fallando ahora mismo y no lo sabías:

#1. No planeas lo que vas a comer

Esto es algo en lo que un 85% de la gente peca constantemente (y probablemente tú también).

Tienes todas las intenciones de bajar de peso mediante una nutrición saludable, pero no planeas con antelación lo que vas a comer el resto de la semana o ni siquiera el mismo día.

Al comer tus comidas a como se van apareciendo en tu día, estás dejando que cualquier alimento entre en tu organismo. Cualquiera. Inclusive cuando los platos los elaboras tú mismo.

¿Cuántas veces has preparado lo primero que se te vino a la cabeza sin pensar si es algo saludable o no?

Y ni siquiera estoy cubriendo lo que pasa cuando comes afuera… Fracasar en planear es planear para el fracaso. De seguro ya has oído esto alguna vez, y es muy cierto. Al planear de antemano los platillos que tú o tu familia consumirán a través de la semana, verás como tus comidas harán el trabajo de quemar grasa por ti.

#2. No Llevas Un Control De Tu Progreso

¿Alguna vez has pensado que si no llevas un control de los cambios físicos que vas experimentando semana a semana, NO tendrás idea si lo que estás haciendo sirve o no?

Lo peor es que si te pones a ver, la mayoría de los programas para bajar de peso en el mercado no hacen un énfasis suficiente en esta práctica, dejándole la responsabilidad COMPLETA al cliente.

Claro, cuando empiezas a comer mejor y hacer ejercicio perderás algunos kilos, pero ¿qué pasa cuando llegas a un punto donde no logras más resultados?

Tu motivación se viene al suelo y NO tienes idea de lo que está fallando.

Necesitas saber en qué puntos cambiaste, dónde te estancaste y qué áreas de tu dieta y rutina de ejercicio debes cambiar para salirte de ese hueco y seguir quemando esos kilos de más uno tras otro.

Si cada semana que pasa ves que tus medidas y demás factores van mejorando, felicidades, encontraste un plan que sirve, pero más importante, estás haciendo las cosas bien y esto te mantendrá motivado(a).

Si al contrario el seguimiento de tu progreso muestra que tus medidas siguen igual, es tiempo de hacer un auto examen y ver qué está fallando: o tú o el programa.

Y tenlo por seguro, no siempre eres tú el que tiene la culpa, muchas veces es el programa.

#3. Las Dietas Que Haces Son Complicadas y Restrictivas

Aceptémoslo. En el mercado hay mil y un programas para bajar de peso, los cuales tienen tanto texto y material que aprender, que luego de leer las primeras 30 páginas no puedes más.

Lo peor es cuando estos programas empiezan a hablarte de términos científicos y químicos que a ti la verdad ni te importan. Tú lo que necesitas es que te digan de forma simple qué comer, qué no comer y con qué ejercicios puedes empezar. ¿Cierto?

Cada vez que me topo con un nuevo programa para bajar de peso tengo que pensarlo 10 veces antes de recomendárselo a alguien, porque cuando lo abro y veo que son páginas y páginas de texto vacío, pienso que si a mí me aburren y confunden, no quiero ni pensar en lo que le harán al resto de personas…

Por eso es importante llevar a cabo programas sencillos, motivadores y fáciles de aplicar para cualquier individuo, de forma que la pérdida de peso sea asegurada y sin confusiones.

Pero sobre todo, llevar a cabo programas que NO te demanden cambiar tu vida y tus hábitos de la noche a la mañana, porque ya sabemos cuáles son los resultados: A las 2 o 4 semanas sencillamente te rindes y crees que bajar de peso no es lo tuyo.

Deja una respuesta